Cómo tramitar un divorcio de mutuo acuerdo con mi pareja

En esta ocasión vamos a hablar del divorcio voluntario en España. Una tema que cada vez tiene mayor auge. Si pensábamos que el amor era hasta que la muerte nos separe, cada vez está más claro que esto en muchas ocasiones no se cumple.

¿Qué es el divorcio voluntario?

El divorcio es una forma de disolver judicialmente el matrimonio. Ocurre cuando los cónyuges toman la decisión de finalizar su matrimonio pudiendo tomar tres vías: pedir la nulidad, separación judicial o divorcio.

En cada una hay una serie de requisitos y, como es lógico de consecuencias. Lo frecuente es que en la actualidad los cónyuges se divorcien. El divorcio está regulado en el artículo 85 y siguientes del Código Civil y aunque no da una definición exacta de divorcio, la Real Academia Española lo ha definido como:

El divorcio viene regulado en el artículo 85 y siguientes del Código Civil Español y aunque el Código Civil no ofrece una definición del divorcio voluntario, la Real Academia Española lo define como: Disolver o separar, por sentencia, el matrimonio, con cese efectivo de la convivencia conyugal. Aunque nos puede parecer igual, no es lo mismo una separación judicial que un divorcio. El divorcio es la manera en que se disuelve en lo judicial un matrimonio.

En el caso de la separación, es que implica la suspensión del matrimonio, por lo que pueden volver a reconciliarse y dejar sin efecto la separación judicial, volviendo a la situación anterior, como si nunca hubieran decidido separarse, mientras que en el divorcio todos sabemos que su efecto es la disolución del matrimonio, dejándolo sin efectos y en caso de que se reconcilien, los cónyuges si quieren reservar, deben volver a casarse.

¿Cómo saber cuándo me debo divorciar? En el siguiente vídeo te lo explicamos:

Cómo plantear el divorcio a mi pareja

divorcio voluntario

Existen amores que duran para siempre, pero en ocasiones podemos no estar con la persona adecuada. Una relación siempre tiene altos y bajos, pero cuando existen más problemas que momentos felices, debemos pensar lo primero en nuestra felicidad.

Está claro que romper con una pareja nunca es sencillo, puesto que se han compartido muchos momentos y hay sentimientos de por medio. En ocasiones los hijos también se encuentran en medio de esta situación. Lo cierto es que todos merecemos ser felices y dar con esa persona que realmente nos complemente.

Si estás en esta situación puede que te hayas planteado dejar a tu pareja. Si estáis casados debéis pasar por el trámite legal del divorcio.

Antes de comunicarle o plantearla a tu pareja que quieres hacerlo mediante este procedimiento de divorcio voluntario, es bastante importante estar seguro de tomar esa decisión. Muchas veces cuando estamos enfadados, solemos decir cosas que no pensamos o no queremos.

Leer más  Las excepciones procesales de la LEC

Esta es la razón por la que hay que tomar este tipo de decisiones en momentos del calma y serenidad. Debemos ser conscientes de que en cuanto se lo comuniques a tu pareja, nada va a volver a ser igual.

Tu marido o mujer van a creer que el solo hecho de que le plantees esta opción puede ser porque no le veas futuro a la relación. En caso de que pienses que todavía puede tener arreglo, lo mejor es que le digas que no puedes continuar así y que si las cosas no mejoran, lo mejor será poner punto y final.

Pero ¿cómo plantear el divorcio a mi pareja?

Si estás ya totalmente seguro o segura de querer divorciarte, lo mejor es decírselo a tu pareja. pero la pregunta del millón es cómo plantear el divorcio a mi pareja sin que sea algo embarazoso.

Tienes que confiar en que la separación es la mejor solución, ya que, de no estar convencido, es altamente probable que tu pareja te haga que dudes de tu decisión y no seas firme en tu voluntad.

Si te ves fuerte, es el mejor momento para hablar. Las discusiones o peleas es un buen argumento para el divorcio, pero también puede que la pareja se lo vea venir o incluso tenga el mismo deseo, pero no es capaz de dar el paso o tenga miedo a separarse.

Muchas veces somos infelices y nuestra pareja no es tan consciente de la situación. Aquí es cuando la noticia les sorprende y es más complicado afrontar tal decisión. Si esta es la situación, debes planear muy bien cómo pedir el divorcio a tu pareja y cómo contárselo.

requisitos para un divorcio

Si llevas mucho tiempo con tu pareja, le conoces bien y sabrás que tipo de reacción va a tener, por lo que si se puede controlar, al menos, cómo se manda el mensaje para que nuestra pareja nos entienda lo mejor posible.

Una buena idea es ensayar frente a un amigo o persona de confianza para tener su opinión. Si además os conoce a los dos es mucho mejor, ya que podrá predecir algunas de las preguntas que puede hacer la persona de quien nos queremos divorciar.

Lo mejor es evitar discusiones y pérdidas de nervios que no conducen a ningún lado. Tenemos que estar preparados para una negativa, debiendo recurrir al arte de la retórica y hacer entender que va a ser lo mejor de los dos. En caso de que tu pareja no lo entienda, deberás tomar medidas legales, algo a evitar si queremos que el divorcio voluntario sea amistoso.

Requisitos para tramitar un divorcio voluntario

  • Divorcio express: en este divorcio express los hijos no pueden estar viviendo en casa de sus padres, pero no queda claro si es refiriéndose solo a los hijos en común o a los de uno de los esposos. Lo mejor por precaución es no autorizar la escritura en caso de que haya hijos de un solo cónyuge en las circunstancias que prevé el precepto legal, o que convivan y dependan de ellos.
  • Uno de los requisitos para divorcio más importantes son los plazos del divorcio express: deben haber pasado 3 meses desde que se haya celebrado el matrimonio.
Leer más  Divorcio incausado de mutuo acuerdo, voluntario y express

También hay que tener en cuenta la conducta que tiene el otro cónyuge, ya que puede ser de grave riesgo o que sea un agresor físico o del resto de miembros de la familia.

En el divorcio voluntario ante Notario es requisito que pasen tres meses después de haberse celebrado el matrimonio, aunque no hay que dejar de lado que no es raro el caso en que los cónyuges a la vuelta de la luna de miel, lo haga cada uno con el equipaje al domicilio de sus respectivos padres.

Cómo tramitar un divorcio de mutuo acuerdo

En los divorcios de mutuo acuerdo o voluntarios como se llaman en otras zonas, la demanda de divorcio se presenta junto a un borrador del propio convenio regulador que lo revisa el fiscal en caso de que haya hijos y el juez.

cómo tramitar un divorcio

Todo ello lo hacen para que quede claro que se ajusta a la realidad y no es perjudicial para ninguno de los interesados. La sentencia es posible que aprueba el convenio, no aprobarlo o aprobarlo parcialmente.

Lo mejor es dejarse asesorar para poder realizar un convenio completo y en detalle, que analice todos los puntos las posibles circunstancias conflictivas en el futuro. Un buen convenio hace más sencillas las relaciones entre los ex esposo y es un documento al que nos tenemos que referir si se incumples las medidas por uno de ellos.

En cuanto a la documentación para conseguir el divorcio por mutuo acuerdo o voluntario. Con los papeles de demanda deben acompañarse como requisito legal imprescindible:

  • Inscripción del matrimonio en el registro civil, pero además, si hay descendencia también se tendrán que entregar los certificados de nacimiento de cada uno de los hijos.
  • La propuesta de convenio regulador
  • Es opcional: copia del libro de familia, certificado de inscripción en el padrón y los documentos que ambos cónyuges crean convenientes para fundamentar sus reclamaciones.

El juzgado que tenga competencia para conocer los procedimientos de separación de mutuo acuerdo, es al que le corresponderá al del último domicilio de ambas personas o el de cualquiera de los solicitantes.

En el procedimiento, una vez que esté presente la demanda de divorcio o separación, el Juez convoca a las partes a fin de ratificar el convenio regulador que se presente en la práctica. Con carácter general se presenta a la vez que realicen la ratificación.

Cuando haya hijos con menos de 18 años o incapacitados, el Fiscal deberá emitir un informe sobre la conformidad sobre las medidas que se adopten en el convenio regulador. Una vez se ratifique, y no se vea ningún defecto, el Juez debe emitir sentencia acordando las pretensiones demandadas, dando traslado a parte a fin de proponer una nueva redacción.

Leer más  Todo lo que debes saber sobre la prescripción de delitos: leves, económicos, fiscales, penales, etc.

Tiempo estimado para el divorcio voluntario

La respuesta a este tema depende de si el divorcio es amistoso (de mutuo acuerdo) o de las diferencias existentes entre la pareja, algo que lleva al divorcio contencioso.

En un divorcio de mutuo acuerdo, se reducen tanto gastos como costos, pudiendo simplificar los trámites y sus procesos, ya que pueden compartir idéntico abogado y procurador, algo que en un divorcio de mutuo acuerdo queda exento del pago de las tasas judiciales.

Como has podido ver el pensar en el divorcio voluntario en España y el plantearlo a tu pareja puede ser fácil si los dos estáis, como se suele decir, "hasta el gorro" el uno del otro.

En caso contrario, es bastante más complicado pues aunque los dos sufrirán, siempre hay una de las partes que es la que más sufre y que incluso puede negarse y derivar en un divorcio por lo contencioso. Se debe intentar siempre que se pueda intentar por las buenas, ya que además de ahorrarse sufrimientos, también se puede ahorrar una cantidad considerable de dinero que nunca viene mal.

En caso de optar por la vía de mutuo acuerdo, hay que ser conscientes de que un divorcio, a pesar de los vivido, es un paso hacia una vida mejor, donde no vas a tener que aguantar a alguien que ya no soportas o por el que no sientes.

Igualmente esa persona es una pérdida de tiempo que siga o sienta por alguien que ya no lo hace. Las emociones y el amor es complejo, pero deberíamos intentar ser todos algo más prácticos, aunque si todo esto fuera tan fácil, no habría psicólogos de pareja ni tantos sufrimientos cuando se rompen las relaciones.

A pesar de todo esto, hay que ser conscientes de que es un acto de generosidad acabar bien y que solo nos va a deparar ventajas. Nada cuesta acabar bien y en caso de que no tengas hijos no vas a tener que verle más de no querer.

En el caso de que existan hijos, habrá que hacer un esfuerzo por la felicidad de los hijos, de no actuar así, pueden terminar siendo los máximos perjudicados y los que paguen más la ruptura de una relación.

Así que ya sabes, hay que tener claro lo que se hace, cuando se hace y la manera en la que ponemos el asunto del divorcio voluntario a tu pareja. Nadie dijo que fuera a ser fácil, pero es un paso que hay que dar cuando las perspectivas de una relación no son nada buenas y cuando se sabe que por mucho que uno lo intente, la relación no da más de sí. Desde aquí te deseamos mucha suerte con tu divorcio si estás pensado en ello.

Entradas relacionadas

Subir