Discriminación laboral de las mujeres ¿Cómo denunciar?

La discriminación laboral de las mujeres es un problema que en pleno siglo XXI sigue existiendo. Para afrontar estos problemas hay que conocerlos a fondo y eso vamos a tratar de hacer en este artículo.

Qué es y cuando se produce la discriminación laboral

Debemos tener muy claro que es y significa la discriminación, que fundamentalmente se produce en el momento en que trata a un trabajador de forma diferente y normalmente injusta al resto de empleados de la empresa.  Tenemos que motivarnos y no hacer caso omiso a esta lacra, en la medida de nuestras propias posibilidades.

Actualmente es mucho más sencillo hacer frente a la discriminación que hace unos años, ya que la sociedad ha evolucionado y se ha mentalizado de la importancia de abordar estas situaciones y problemas. Vamos a entrar en materia y vas a ver los diferentes tipos que existen, ejemplos y lo que debes hacer en todo momento para tratar tu problema en el caso de que lo tengas.

Estos son los tipos de discriminación laboral

Existen varios tipos de discriminación en el trabajo. Te los contamos a continuación:

  • Discriminación directa: se produce cuando a una persona se la trata peor que a otra en circunstancias similares, ya sea cuando se insulta, despide o juzga por su raza, sexo o estado civil.
  • La discriminación sexual de modo automático: aquí, por lo general se refiere a ir contra el sexo femenino Se produce a causa de factores muy variados como su condición como embarazada o porque solicita un permiso de varios meses por su futura maternidad.
  • Discriminación indirecta: ocurre cuando un empleado está en desventaja respecto a sus compañero para realizar la misma labor o funciones similares.
  • Victimización: Se produce en el momento que a un individuo se le trata de peor modo que a otros al haber denunciado cualquier tipo de discriminación hacia él o a otra persona que sea miembro de la compañía.
  • Acoso: Un asunto muy serio que se da sobre todo en situaciones de apartamiento o intimidación como es el mobbing, el bullying o directamente la agresión por parte del jefe o autoridad de la empresa, haciéndose valer de su posición de autoridad.
  • Acción positiva: en este caso un integrante de una organización de mujeres recibe una serie de beneficios que no recibiría en caso de no pertenecer, como también ventajas laborales o reconocimientos por su raza, sexo, orientación sexual o discapacidad a fin de promover la igualdad.

Ejemplos de discriminación laboral

Muchas ocasiones se habla de discriminación laboral, que es un fenómeno que desgraciadamente nunca parece pasar de moda. Se mueve bajo una capa de tolerancia en nuestra sociedad, que gusta de lo políticamente correcto, donde ahí residen muchas prácticas de discriminación.

discriminación laboral de las mujeres

Algunas de ellas son más explícitas y otras son más discretas, pero todas están relacionadas con prejuicios, miedo, intolerancia o abuso de poder. Os vamos a mostrar algunos ejemplos de discriminación.

Uno de los más frecuentes es el de tratar a las mujeres como objeto de discriminación. Lo primero en lo que pensamos es el acoso sexual o las diferencias de salario, también tenemos en mente los despidos o los incumplimientos de derechos laborales como en caso de embarazo y que también están englobados en esta categoría.

Un ejemplo de discriminación contra las mujeres es buscar excusas e impedimentos para no poder dar un permiso de lactancia a una empleada. Otro motivo que se suele dar también es contratar a una mujer para un puesto de trabajo que no tiene relación con la imagen y le obligan a llevar una indumentaria provocativa, contra sus deseos y bajo cualquier excusa.

Leer más  Jubilación parcial anticipada para trabajadores por cuenta ajena y autónomos

Otro de los casos que má se dan en nuestra sociedad son las discriminaciones por motivos muy diversos como de raza, la religión que se sigue y la orientación sexual de cada persona. En el caso de los dos primeros casos mencionados, suelen pasar desde momentos muy tempranos como en las primeras entrevistas de trabajo, pues algunos estereotipos se dan por ciertos y con facilidad y se exigen.

Para verlo más claro, podríamos hablar de no contratar a un candidato que sea negro, minusválido o de asia. Por otro lado otro caso sería rechazar a un candidato de origen árabe porque no nos guste que siga a una religión islámica que consideremos peligrosa. El tercer caso más común es la homofobia, suele ocurrir con gays, lesbianas y personas transexuales. Esto se ha producido en el ejército estadounidense, donde las personas homosexuales ocultan su condición.

Pero lo más sorprendente es que en estos últimos años la crisis ha llegado a poner a la orden del día la discriminación por edad, ya que las personas más mayores se contratan menos por el mero hecho de sus años.

Las personas mayores de 40 años suelen encontrar problemas a la hora de reinsertarse en el mercado laboral que otros profesionales que tienen la misma formación y menor experiencia. A muchos jóvenes se les descarta sobre presunciones de poca experiencia o preparación sobre su puesto.

En el caso de enfermedades como el SIDA, en su día era la causa de discriminación laboral y hoy en día en algunos países también. La película "Philadelphia" que le valió a Tom Hanks el Oscar al mejor actor.

Lo mejor para luchar contra toda esta lacra de la sociedad es denunciar todos los casos que se veamos y que se den a nuestro alrededor. Actualmente la sociedad no es la misma que hace tiempo y los afectados ya se sienten respaldados, ahora no se van a quedar solos.

¿Qué se puede hacer ante una discriminación laboral?

Cuando las personas sufren de discriminación en el trabajo tienen que saber cómo deben actuar y para hacerlo bien deben conocer la legislación laboral y buscar el asesoramiento adecuado para defenderse como es debido. En este artículo vamos a dar una serie de pautas para que sepas que debes hacer ante la discriminación laboral.

Debes conocer cuales son los derechos que tienes ante este tipo de situaciones y las leyes que tenemos de nuestro lado, para ayudarnos. Debes informarte de forma pormenorizada a fin de saber que debes hacer si sufres esta discriminación laboral de la que estamos hablando en tu país de origen.

Cómo actuar ante la discriminación

Discriminación laboral en España

En caso de que estés sufriendo discriminación laboral en el trabajo, debes participar en las reuniones que haya en él y que tengan por objeto tratar y abordar tus condiciones en el trabajo. Es de vital importancia ser parte de grupos como sindicatos laborales, especialmente si eres mujer, puesto que los sindicatos son los más adecuados para negociar las condiciones que se dan en el trabajo, como contratos, horarios, etc.

Conocer las condiciones que a empresa impone en sus contratos con los trabajadores es importante y debes conocerlo, ya que lo que queremos saber con esto es si a la hora de reclutar nuevos integrantes de la empresa ya sea por ampliación de plantilla o para ocupar puestos vacantes es algo que se hace de forma correcta y homogénea o si por el contrario hay abuso y discriminación de sexo.

Lo mejor es tratar de conseguir la totalidad de las pruebas para demostrar que eres víctima de discriminación laboral, mostrando evidencias tales como notas, cartas o grabaciones que pudieran existir a fin de probar la discriminación.

Intenta conocer entre tus compañeros de trabajo si conocen o han oído hablar de casos anteriores de discriminación que le hayan ocurrido a compañeros, puesto que es importante contar con ese tipo de pruebas por si las necesitas en un futuro juicio. Llegado el caso, es muy recomendable que haya testigos que hayan presenciado lo que te ocurre en tu empresa para que declaren ante un juez a tu favor.

Leer más  Base de cotización por contingencias comunes y profesionales

Contratar un abogado de discriminación laboral

Es necesario buscar el asesoramiento de un profesional como lo es el abogado laboral que esté realmente especializado en la temática. Esto hará que pueda organizar todas tus pruebas y así contarás con los elementos necesarios para poder presentar el caso ante un tribunal.

Es de gran importancia también que se lo comuniques al sindicato que exista en la empresa. Si eres mujer, además sería muy interesante hablar lo antes posible con la oficina de los derechos de la mujer, que te asesorarán y podrás llevar mucho mejor tu caso.

Cómo hacer frente a la discriminación laboral

Debemos dar importancia y animar todo lo que podamos a aquellas empresas que están ocupándose de erradicar la discriminación laboral en su centro y mediante una serie de actos tanto para prevenir como para una vez se produzcan reparar ese daño. Es necesario ofrecer desde un principio la igualdad en las relaciones laborales para que no exista la discriminación, cosa que por desgracia aún hoy se sigue dando.

Medidas que son más que aconsejables:

  • Fórmulas que a la hora de contratar den garantías de un trato de igual a igual en los procesos de contratación y selección laboral.
  • Promoción en el trabajo con idénticas condiciones para hombres y para mujeres.
  • Las empresas se deben comprometer a que las condiciones laborales, salario o incluso duración del número de horas trabajadas no tenga diferencias entre hombres y mujeres.
  • Vigilar las relaciones en el trabajo de forma que haya prevención y atajo del acoso laboral.

Además de esto, hay que decir que en un entorno de trabajo de una empresa hay muchas cosas que son positivas y deben hacerse como por ejemplo:

  • Debe instituirse una procedimiento de trabajo en el que se abogue por la innovación, que se da cuando se aportan ideas diferentes y puntos de vista heterogéneos. Si ampliamos los puntos de mira, se piensa de manera más creativa y mejor.
  • Fomento de la integración: se da en situaciones de mucha diversidad y esto hace que aumente el sentido de empresa, lo que da como resultado un clima en el trabajo bastante más colaborativo.

Por lo tanto debemos tener en cuenta que las empresas son el reflejo de la sociedad y no deben quedar al margen de situaciones tan importantes como la discriminación y acoso laboral.

Si una empresa actúa como debe, poco a poco tendrá una mejor valoración desde el punto de vista de los empleados pero también de los clientes, algo que hoy en día es de vital importancia.

Además no llevar a cabo estas políticas de igualdad conllevará malos rollos y relaciones entre los trabajadores de la empresa, lo cual restará productividad y por tanto dinero a la compañía.

Cómo demostrar discriminación laboral

A veces podemos sentirnos tratados injustamente en nuestro centro de trabajo pero no nos vale sólo con eso. Existen muchas cosas que nos pueden hacer sentir mal como malos tratos o despidos sin justificación, chistes ofensivos o más cosas que suelen ser frecuentes en muchas compañías. Lo más fácil y lo más común es creer que esto lo hacen por razones sobre nuestra nacionalidad, raza, nuestro sexo o creencias religiosas.

No basta solo con eso, para demostrarlo en un juzgado necesitamos pruebas y evidencias...

Cómo es y en qué consiste una evidencia directa

denuncia la discriminación laboral

En el caso de que una evidencia sea capaz de esclarecer si un hecho es verídico sin que tenga que estar relacionada a otras para entenderse, se denomina evidencia de tipo directo. Éstas son de las que más poder tienen, pudiendo venir en forma de conversaciones, documentos o escritos, emails y mucho más.

Leer más  Requisitos para solicitar una excedencia voluntaria

Vamos a verlo con un ejemplo: ponte en la situación de que el una persona, llama Fernando Pérez tiene 46 años y es el encargado de un comercio en una calle céntrica de tu ciudad. Pero llega un momento en el que su jefe decide echarle sin decirle nada, ninguna excusa ni motivo.

Cuando el empleado acude a la oficina y le pregunta la razón, su jefe le confiesa que buscan dar un nuevo aire mediante la contratación nueva, de una persona de menor edad y más cualificada para hacer su trabajo.

Esto nos dice que el Fernando está siendo despedido por tener más de cuarenta años, que es un ejemplo claro de un despido improcedente, por su edad y que no tiene por donde cogerse.

Puede ocurrir también en otras casos, como por ejemplo el siguiente: la Señora María Domínguez trabaja en una hamburguesería y se acaba de enterar de que va a ser madre. Ella da la feliz noticia a sus amigos y compañeros de la empresa, pero al día siguiente, cuando recibe su horario, ve que la han dado un horario de menor duración que la que suele tener.

Cuando pregunte a su superior, le dicen que es una decisión que se ha tomado conscientemente pensando de una forma absurda que una mujer embarazada va a conllevar más pérdidas a la empresa y que por eso lo hace. Aquí vemos otro caso de discriminación, en este caso al colectivo de embarazadas que debería protegerse por su alto riesgo dentro de las empresas.

Evidencia de tipo circunstancial

Es complicado conseguir una Evidencia Directa, ya que los trabajadores de la empresa y los propios jefes suelen estar bien entrenados, contando con la colaboración de los abogados o letrados online o presenciales, por lo que no suelen expresar tan abiertamente los motivos verdaderos de la mayoría de situaciones que terminan afectando a sus trabajadores.

En una gran cantidad de ocasiones las evidencias circunstanciales, que difícilmente se pueden demostrar por sí mismas, pero si pueden hacerlo cuando se juntan con otras parecidas.

Entre ellas está la diferencia en el trato de otros empleados del mismo nivel a la persona discriminada, pero que no entran dentro de ese grupo de población protegido.

Esto puede ocurrir por ejemplo cuando una persona de raza negra en una gran empresa, pese a llevar una década trabajando en el mismo escalafón de la empresa, ve que cuando se da la oportunidad de ascender a manager, ascienden a personas de raza blanca aunque tengan menos experiencia.

Su jefe le da excusas y ella sigue sintiéndose acosada y maltratada en su trabajo. Aquí hay que contar con más pruebas para poder asegurar que hay una discriminación laboral por motivos xenófobos.

En este caso en particular, podríamos preguntarnos si hay en la empresa historias anteriores que puedan evidenciar una discriminación en el trabajo, o saber si se han producido comentarios fuera de tono, etc.

Consultar a un abogado puede ser necesario

Las respuestas a este tipo de cuestiones no se pueden demostrar por sí mismas, pero si sumamos a todo esto más situaciones parecidas hay muchas opciones de que el caso acabe siendo cursado.

El análisis tiene gran complejidad, puesto que suelen darse muchas variables y hay que saber si se pueden encajar en tu caso. Por este motivo es necesario en todo momento de un letrado especializado en la legislación laboral para que nos ayude.

Será tu defensor en todos estos momentos difíciles para ti y logrará para analizar tu caso y enfocarlo de la mejor manera legal que reclame compensaciones.

Lucha cuando sufras una discriminación laboral, pues no estás solo. ¡Te deseamos mucha suerte!

Entradas relacionadas

Subir