Baremo de accidentes 2016 y cómo se calcula la indemnización fácilmente

En este artículo vamos a hablar sobre el baremo accidentes 2016. Te enseñaremos qué es un baremo de indemnizaciones por accidentes y cómo calcular el importe de la indemnización gracias a estas tablas predefinidas.

Durante el pasado año 2017 se produjeron en España 102 233 accidentes de tráfico con víctimas, en los que 1830 personas resultaron fallecidas y otras 139 162 heridas, 9546 de estas últimas necesitadas de ingreso hospitalario. Son datos de la Dirección General de Tráfico, la DGT, que su director, Pere Navarro, presentó a mediados de este 2018.

A esto hay que sumar los 583 425 accidentes laborales con baja que se produjeron el mismo años 2017, lo que supuso un aumento respecto al número de siniestros de 2016, según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Fallecieron un total de 618 trabajadores, 11 más que en 2016.

El Defensor del Paciente, por su parte, recibió un total de 13 983 denuncias por negligencias médicas. Se estima que hubo 713 muertes, la mayoría de ellas por errores en el diagnóstico, según recoge el informe. Están relacionados también los casos de retrasos en la llegada de las ambulancias, las altas antes de tiempo o la ausencia de tratamiento correcto para la dolencia o enfermedad.

Los accidentes de tráfico, laborales y fruto de negligencias médicas, son susceptibles de valoración según el baremo accidentes 2016, que afectó a víctimas y familiares de una forma concreta, a lo que nos acercamos a continuación.

¿Qué es el baremo de indemnizaciones por accidentes?

El baremo de accidentes es un sistema que recoge la ley que ayuda a fijar la cuantía en concepto de indemnización que le corresponde la persona que haya sufrido un accidente. Es una tasa legal del daño, que es imperativa, y cuyo abono no depende de que exista o no seguro de responsabilidad civil.

El baremo accidentes 2016 no se aplica solo a las accidentes de tráfico, sino que se extiende a los laborales indemnizables, con carácter orientativo, así como los daños sufridos por mala praxis médica.

Al elaborar el baremo se tienen en cuenta los daños susceptibles de recibir indemnización, que se suelen englobar en daños personales, morales, psicofísicos y patrimoniales. Veremos más adelante los factores más relevantes a la hora de calcular la cuantía de la indemnización.

A la hora de cobrarla, por otra parte, se tiene en cuenta quiénes son los titulares del derecho. Hablamos de la propia víctima o del cónyuge, ascendientes, descendientes o hermanos, así como los allegados.

Nuevo baremo accidentes 2016

Fue el 1 de enero de 2016 cuando se empezó a aplicar el nuevo sistema para la valoración de daños y perjuicios causados a las personas en el contexto de un accidente. Se introdujo en la legislación actual a través de la Ley 35/2015 de 22 de septiembre. Es lo que en la práctica se conoce como baremo accidentes 2016, y que te hemos comentado más arriba.

baremo accidentes 2016

Hay expertos que aseguran que, en general, el nuevo baremo accidentes 2016 trajo mejoras en las cuantías indemnizatorias. Suelen poner el ejemplo de la indemnización por fallecimiento, que aumentó, de media, un 50% respecto al baremo anterior. Pero hay otras cuestiones que vemos punto a punto:

· Introducción de nuevos conceptos

Con la pretensión de calcular una indemnización más justa para la víctima, se introdujeron nuevos conceptos, como el de pérdida de calidad de vida o los gastos sanitarios derivados del accidente.

· Reconocimiento de los allegados

Por otra parte, se reconocieron por primera vez como posibles beneficiarios de la indemnización, en caso de fallecimiento, a los allegados de la víctima, y no solamente a los familiares en primer grado. Así, el baremo incluyó a las personas que pudieran demostrar al menos cinco años de convivencia con la víctima inmediatamente anteriores al fallecimiento, o que tuvieran con ella una cercanía especial.

· Gatos generales y específicos de la indemnización por muerte

En cuanto a la indemnización por muerte, se tenía en cuenta el perjuicio básico, un concepto correspondiente a gastos generales y que lleva asociada una cantidad mínima de 400 euros; y unos gastos específicos, donde se contemplaba el traslado del fallecido, la repatriación, el funeral y el entierro. Los costes para las aseguradoras por este concepto se han duplicado, pero este tipo de accidentes, en cuanto a tráfico de vehículos, representan menos del 10% del total.

Leer más  Requisitos para solicitar una excedencia voluntaria

· Refuerzo a la figura del gran lesionado

En el capítulo de indemnización por secuelas, se reforzó la figura del gran lesionado, es decir, la persona que sufra discapacidades tales que necesite de apoyo total y continuado para cubrir sus necesidades. Se prevén, además, los gastos sanitarios futuros.

· Atención posterior al lesionado y familiares

Asimismo, el baremo accidentes 2016 incorporaba por primera vez cuestiones específicas sobre traumatismos menores de la columna vertebral, como el latigazo cervical, que necesita la existencia de un informe médico para acreditar su existencia. Se contempla además cuantía para la atención posterior del lesionado y de sus descendientes.

· Lucro cesante

Se refiere a la pérdida de ganancias a la que se enfrenta la víctima de un accidente, y se contemplan no solo los ingresos netos de la víctima, sino también el trabajo no remunerado que hubiera estado desempeñando (en el hogar, por ejemplo) y la capacidad de trabajo que va a tener en el futuro un menor o estudiante, una vez que se compruebe cómo ha sido la recuperación tras lesiones.

· Negligencias de la víctima

Cuando concurren culpas, es decir, cuando el accidente no se puede achacar en exclusiva a la otra parte, la víctima debe afrontar una reducción del 75% de las indemnizaciones si se demuestra que ha incumplido la normativa de seguridad. Por ejemplo, no utilizaba o utilizaba de manera inapropiada, el cinturón de seguridad del coche o un casco protector de obra.

· Informe forense independiente

Si la víctima no está conforme con la oferta de indemnización que le haga la compañía de seguros, puede solicitar el peritaje forense independiente de los daños corporales sufridos.

Los puntos polémicos

Aunque el baremo accidentes 2016 introdujo mejoras, también acaparó críticas en cuanto al procedimiento. Lo de que se introdujeran las posibilidades de culpa exclusiva y concurrente, con un recorte de hasta el 75% de la indemnización, fue uno de los puntos más polémicos.

baremo de accidentes 2017

Es necesario presentar reclamación de oferta motivada de indemnización a la aseguradora, tanto para daños personales como materiales. La compañía puede solicitar los informes periciales privados que considere oportunos, si cree que la documentación que el lesionado ha aportado es insuficiente.

En todo caso y como hemos dicho, si hay disconformidad se puede recurrir a informes periciales complementarios, que irán a cargo del asegurador y le obligará a hacer una nueva oferta motivada. El proceso ha perdido agilidad, pues antes la aseguradora tenía intereses en terminar los trámites de la indemnización, para ahorrarse los posibles intereses. Ahora tienen tres meses para responder a la reclamación de oferta motivada, luego el proceso se alarga y muchos lesionados desisten.

Se puede recurrir a mediación en asuntos civiles o mercantiles, o a la vía jurisdiccional competente para la reclamación de daños y perjuicios. Pero la necesidad de recurrir a jurisdicción civil disuade a muchas víctimas, porque si pierden el procedimiento tienen que abonar las costas de la parte contraria. Y estas pueden ir de 1000 a 2000 euros o más.

Otro punto criticable fue la necesidad de aportar más documentación para certificar la existencia de una lesión, y recibir compensación económica por ello. Esto perjudica directamente a quienes sufren accidentes de menor gravedad, cuando son, según las estadísticas, la gran mayoría. Las indemnizaciones en el marco de ofrecimientos amistosos bajaron un 40% respecto a 2015, según contaba al diario Cinco Días la Asociación de Abogados de Víctimas de Accidentes de Tráfico.

En su momento, las aseguradoras se quejaron de que, con el baremo accidentes 2016, iban a aumentar sus costes. El sector, de hecho, llegó a calcular un 16% más en compensaciones a damnificados, lo que motivo que se apresurasen a subir los precios de sus seguros. En el segundo semestre de 2016, según publicó Cinco Días, las pólizas de seguro de coche se encarecieron un 4,8%.

¿Existe baremo 2017 y baremo 2018?

No hay nuevos baremos de accidente en 2017 y 2018 como tal, sino que, año a año, se tiene en cuenta un índice para fijar las cuantías. En concreto, para las cuantías fijas, hablamos de la revalorización de las pensiones y de otras prestaciones sociales públicas.

Leer más  Prevención de riesgos laborales en oficinas

Ya en 2017, se calcularon las indemnizaciones según los valores de las tables y los índices, y se aplicó un incremento del 0,25%. En el mismo porcentaje se incrementó a principios de 2018.

Las tablas de lucro cesante y de ayuda a tercera persona no se rigen por los índices indicados, sino por las Bases Técnicas Actuariales. Son publicadas por la Junta Consultiva de Seguros y los Fondos de Pensiones, aplicando la actualización del IPC.

La tabla de gasto de asistencia sanitaria futura, por su parte, se renueva de acuerdo a los convenios sanitarios suscritos entre los servicios públicos de salud, que consideran la variación del coste.

Y en el caso del perjuicio patrimonial por lucro cesante, se tiene en cuenta el salario mínimo interprofesional para el año en curso.

¿Son fiables las calculadoras online de indemnizaciones?

Hay que tener en cuenta muchas variables a la hora de calcular una indemnización, y las calculadoras no siempre contienen todos los campos. A eso se suma la cierta subjetividad que se da siempre en las valoraciones, por lo que lo más probable es que no den la cifra exacta.

Sí pueden ser de utilidad para una primera valoración somera, para que el lesionado sepa de qué cantidad puede partir. Y es que se trata de una herramienta gratuita que se pueden aprovechar, aun cuando, a la hora de acometer aceptar o rechazar ofertas, es mejor contar con la opinión de un experto.

En el caso de accidentes de tráfico, las calculadores suelen solicitar indicar el año en el que se produjo y la edad del lesionado en el momento de los hechos. Tienen también un apartado para indicar la incapacidad temporal, en el que indicar los días que el paciente ha estado en cuidados intensivos (muy grave), de estancia hospitalaria (grave), incapacitado para desarrollar su actividad habitual (moderado) o en los que se tuvo que someter a curación aun cuando no precisó baja (leve o básico).

Otro apartado suele ser el de lesiones permanentes, las secuelas. Solicitar introducir una puntuación total en el caso de secuelas funcionales, lo que se puede ver en un tabla contenida en la misma página o enlazada. También la puntuación de las secuelas estéticas, con otra tabla asociada.

Considerando que los baremos para accidentes de tráfico y laborales se rigen por los mismos índices, las calculadoras también se pueden utilizar en ambos casos.

¿Cómo calcular una indemnización por accidente?

Quienes habitualmente se encargan de hacer el cálculo exacto de una indemnización por accidente de trabajo o de trabajo, es el abogado especializado en accidentes. Puede calcularlo de una forma más precisa y tiene experiencia al defender los intereses de sus representados, así que es habitual recurrir a ellos.

cómo calcular la indemnización por accidente

Necesita, en todo caso, un parte de lesiones o estudio médico certificado por un médico facultativo, en el que detallan las lesiones sufridas en el accidente en cuestión.

Factores importantes

Aunque apuntados a lo largo del texto, recogemos aquí de forma específica los tipos de incapacidad y otros factores importantes para tener en cuenta a la hora de calcular una indemnización por accidente:

Incapacidad permanente

Cualquier limitación, dolor o perjuicio que se derive de un accidente y que persista más allá del periodo de curación y recuperación, se considera incapacidad permanente. Hablamos de secuelas y molestias que no se van, y que presentan el factor más importante para el cálculo.

El baremo va de 0 a 100 puntos y, para conocer la cifra exacta, se tiene en cuenta la edad y el número de secuelas. Y es que cada una tiene un arco de puntuación específico, como la cervicalgia, que se valora con de uno a cinco.

Incapacidad temporal

Engloba los perjuicios limitantes, pero solo durante un tiempo determinado. Se mide en función de los cuidados posteriores que haya necesitado el paciente, y que han afectado a su actividad habitual y, en general, a su vida.

Así, como hemos señalado más arriba para explicar el funcionamiento de las calculadoras, se tienen en cuenta los días muy graves (en la unidad de cuidados intensivos, por ejemplo), graves (de ingreso hospitalario), moderados (que han implicado la baja) o básicos (solo curas, sin baja).

Así pues, los días de hospitalización también representan un factor importante a la hora de valorar la indemnización.

Secuelas psicológicas

Que se trate del apartado más difícil de medir, en cuanto a que no ofrece lesiones tan evidentes como las físicas, implica que sea muy poco considerado por las aseguradoras. Es habitual que un lesionado no cobre por este tipo de secuelas, aun cuando se trata de casos moderados o graves. Por eso no se suelen tener en cuenta si no se tiene pleno conocimiento del baremo accidentes 2016 a la hora de realizar los cálculos.

Leer más  Accidente laboral - Indemnización y cuándo se puede pedir la baja

Secuelas físicas

También persisten más allá del periodo de curación. Hay dos grupos de perjudicados, a los que se extiende la indemnización: por un lado, los mismos lesionados; por el otro, los familiares de los grandes lesionados que tienen un grado más o menos alto de dependencia.

Se refiere al perjuicio psicofísico, orgánico y sensorial, y se tiene en cuenta la intensidad y gravedad desde el punto de vista anatómico-funcional. A cada secuela, de nuevo, se le aplica una puntuación fija, o la que corresponda según una horquilla de mínimos y máximos.

Una amputación o pérdida de funcionalidad se encuentran dentro de esta categoría.

Secuelas estéticas

Hablamos de cualquier modificación, fruto del accidente, que empeora la imagen de la persona. Se considera distinto al psicofísico, y se tiene en cuenta como tal si persiste tras el periodo de curación, si es imposible corregirlo o si su resarcimiento es compatible con el coste de las intervenciones de cirugía plástica necesarios.

Para la medición del tal perjuicio, también se tiene en cuenta una horquilla de puntuación basada en una serie de factores: el grado de visibilidad, la atracción de miradas que causa, la reacción emotiva que provoca y su posibilidad de causar una alteración en la relación interpersonal de la persona perjudicada.

Una cicatriz muy visible en el rostro, por ejemplo, constituye un perjuicio claro de secuela estética.

Daños morales complementarios

En el baremo accidentes 2016, se tienen en cuenta los daños morales ocasionados por perjuicio psicofísico, orgánico y sensorial, por perjuicio estético, por pérdida de calidad de vida consecuencia de las secuelas o, de igual modo, por pérdida de calidad de vida de familiares de grandes lesionados.

También se considera la pérdida del feto a consecuencia del accidente y perjuicios excepcionales.

Se trata, en todo caso, de daños que no son visibles, sino personales.

Intervenciones quirúrgicas

Se entiende que las intervenciones que sufre el lesionado causan un perjuicio personal que también es indemnizable, con una cantidad sujeta a mínimos y máximos en la tabla correspondiente. Se tiene en cuenta la operación, su complejidad y el tipo de anestesia necesitado.

Ejemplo de cálculo por accidente laboral

Supongamos que tenemos que calcular la indemnización que le debe quedar a un trabajador que ha sufrido un accidente laboral, y que le imposibilita temporalmente para trabajar.

Marcos trabaja en una fábrica de latas. El día 1 de octubre, sufre un accidente en el trabajo que le obliga a estar de baja hasta el día 24, en que le dan el alta. Ha requerido de una semana de ingreso hospitalario y curas posteriores, durante los días de baja.

A Marcos le corresponden 101,85 euros por día que ha estado ingresado, un total de siete (101,85x7=712,95), y 52 por cada día que no ha podido desarrollar sus actividades (52,02x16=832,32). No ha precisado de intervenciones quirúrgicas, por lo que, en lo correspondiente a lesiones temporales, le corresponden 1545,27 euros.

Al valorar las secuelas psicofísicas, Marcos obtiene 17 en puntos por tener varias de ellas, más 2 por un perjuicio estético fruto de una cicatriz. Suman, por un lado, 20314,32 euros y, por el otro, 1658,59 euros, lo que hacen un total de 21 972,91 euros.

A eso se suman 100 000 euros por la pérdida de calidad de vida sufrida tras la secuela, y el perjuicio excepcional recogido en el artículo 33 del baremo, que asciende a 5078,58 euros. Este apartado suma 105 078,58 euros.

En total, a Marcos le corresponden 128 596,76 euros, en concepto de indemnización.

Tablas baremo accidentes 2016

Te dejamos las tablas orientativas para que te sirvan de guía y puedas calcular el importe aproximado a recibir en concepto de indemnización, si has sufrido un accidente. Es el baremo accidentes 2016 y lo puedes encontrar en este BOE.

Como verás, a la hora de calcular cualquier indemnización resulta indispensable conocer las tablas baremo accidentes 2016 y toda la normativa asociada a las indemnizaciones por accidentes. ¿Ya sabes cómo calcular tu próxima indemnización?

Entradas relacionadas

Subir