¿Qué es el autodespido? Modelo para una carta de autodespido en España

Seguro que has oído hablar del autodespido. En este artículo queremos aportarte más luz sobre el tema. ¡Comenzamos!

¿Que es el autodespido?

Lo primero que debemos saber es la definición. Al autodespido también se le denomina "despido indirecto", que ocurre cuando el trabajador ya opta por incumplir las obligaciones que firmó en su contrato laboral.

En esta situación, el trabajador puede finalizar la relación laboral, exigiendo a la empresa que proceda a pagarle las indemnizaciones establecidas por la normativa reguladora.

Algo que tenemos que tener claro es que el autodespido no tiene nada que ver con la renuncia, aunque en los dos el trabajador termina dejando de trabajar.

Requisitos para el autodespido

El autodespido necesita de una serie de requisitos para que pueda producirse y que te comentamos:

  • Necesita que haya vigencia en el contrato en donde el autodespido entra en liza. Por tanto, necesitas estar con el contrato vigente para acogerte a él.
  • Tienes que contar con una voluntad firme de querer finalizar con el contrato que te une con la empresa.

¿Qué necesita el trabajador para poner fin al contrato y que se produzca el autodespido?

autodespido

El autodespido no escapa a los lógicos requisitos a nivel formal que deben cumplirse. Esto hace que el trabajador en cuestión necesita avisar por escrito al empresario en cuestión, entregando personalmente o mediante carta certificada que se envíe al domicilio del empresario que ofrece el trabajo.

En la carta tienen que venir todas las causas que aluda el trabajador para querer finalizar el vínculo laboral y los hechos en que se basa para tomar dicha decisión.

Es obligado mandar la pertinente copia a la Inspección de Trabajo que te corresponda. Esto tiene que hacerse en tres días hábiles desde que se produzca la separación. Finalmente en solo sesenta días hábiles desde que acabe el contrato, tendrá que ir a presentar la demanda ante el juez que corresponda para que le paguen lo que se le deba.

¿Qué pasa si el trabajador no logra acreditar la causa invocada?

Puede ocurrir que las causas que invoque el trabajador no acrediten los motivos suficientes. En este caso, lo que se entiende es que la causa del fin del contrato supone la renuncia del trabajador en cuestión.

Causas del autodespido

Muchas veces el que induce al autodespido del empleado es el propio empleados. En esta clase de casos, las leyes, con el Código del Trabajo al frente, otorga al trabajador la facultad de poder despedirse a sí mismo y a tener el derecho a poder ser indemnizado. A esto se le llama no solo autodespido, también despido indirecto.

En ciertas ocasiones, quien incurre en causales de término del contrato es el empleador. En estos casos el Código del Trabajo otorga al trabajador la facultad para despedirse a sí mismo y tener derecho a las indemnizaciones pertinentes, lo que se conoce como autodespido o despido indirecto.

Leer más  Qué hacer en caso de acoso laboral y cómo denunciar

El autodespido cuenta con una serie de causas y la mayoría de las veces es por comportamientos del empleador. Puedes ser las siguientes causas:

  • Acoso sexual
  • Actuar en contra del trabajador a la hora de realizar sus funciones
  • Insultos que se hagan contra el trabajador
  • Acoso laboral
  • Incumplir de forma grave las obligaciones que se imponían en el contrato laboral
  • Los determinados actos, omisiones o imprudencias de carácter temerario que pongan en peligro la salud del trabajador.

Procedimiento para el autodespido

El autodespido, aunque no es la figura más común, tampoco es una "rara avis". Los contratos de trabajo, lo mismo que el resto de contratos, es posible que finalices antes de la fecha que estaba inicialmente prevista, tanto si las partes se ponen de acuerdo como si lo lo decida una de ellas, sin necesidad que haya una justa causa.

A la hora de finalizar el contrato puede que la decisión la tome el empleador cuando se llamará despido. Si estamos ante el caso de que es el trabajador quien lo decide se llama renuncia.

En el caso del autodespido, estamos ante una casuística diferente. El trabajador pasa a despedirse así mismo. El despido indirecto o autodespido, se aplica como decíamos, cuando el trabajador finalmente decide que quiere finalizar de antes de tiempo el contrato de trabajo que mantiene, puesto que el empleador incurrió o ha estado incurriendo en determinado tipo de conductas irregulares que vimos antes.

Por lo tanto, para que este tipo de despido tenga los efectos que legalmente están previstos, tendrán que ser por causas graves realmente, tanto como para que el trabajador quiera dejar de trabajar en la empresa.

El que un trabajador decida por mero capricho o causas no demasiado firmes no servirá, pues estamos ante un tema realmente serio. Entonces, hay que tener meridianamente claro que si el trabajador se quiere autodespedir, tendrá que verificar los motivos que han hecho que se vea obligado a tomar la decisión.

Cuando aludimos a los motivos se equivoca y son inconsistentes no van a tener éxito sus pretensiones y no habrá lugar para que se le pague la indemnización que cree que le correspondería. De no ser así, como podemos imaginar, la gente se "autodespediría" con más facilidad de lo normal  y el autodespido no busca eso.

Si por el contrario nuestras razones y motivos son ciertas y es comprobable el hecho que ha inducido al autodespido del trabajador en base a la normativa legal que corresponda, el empleador va a ser forzado por nuestro sistema jurídica a que se le tenga que pagar la indemnización se esté fijada por la ley.

Hay que tener en cuenta los temas legales

A nivel legal podemos nombrar diversas convenciones, pactos colectivos, etc. todo depende del caso en cuestión en estas situaciones. La verificación de que el hecho es real tendrá que coincidir con lo que dice la norma.

Leer más  Tipos de incapacidad: Parcial, total, absoluta y gran invalidez

Debemos hablar de la importancia que tiene que el trabajador le diga por escrito al empleador la decisión de que ha tomado la decisión de que finaliza su relación laboral. Aquí es donde debe indicarse claramente y con precisión las causas por las que ha decidido finalizar la relación laboral. No solo tenemos que contarle lo que ha ocurrido de forma general, incluso debe hablarse de los motivos específicos.

Hay que tener en cuenta que un Juez no puede dar validez a una carta donde el trabajador solo ponga que, por ejemplo, se le ha acosado sexualmente, esto solo no vale, tiene que ser más concreto cuáles han sido los comportamientos de ese acoso con pelos y señales, incluso día y hora, cuantos más detalles mejor, ya que así se puede enjuiciar con mayor concreción.

En el trascurso del proceso tienen que ser probados los motivos alegados para marcharse de la empresa por el empleador. Algunas veces tendrás solo que enumerar estos motivos, alguno evidentes y que no admiten más vueltas, como que no te paguen el salario, pero otros como los anteriormente mencionados acosos, faltas de respeto o demás.

Si cumplimos con todo lo necesario, el autodespido nos servirá para finalizar el contrato de trabajo, en donde el empleador habrá cometidos varias causas consagrada en la legislación laboral.

Modelo de carta de autodespido

En un modelo de carta, deberíamos exponerlo de la siguiente manera:

cómo escribir la carta de autodespido

En la parte superior debe aparecer en la parte superior derecha la ciudad, mes y año. Por contra, en la parte izquierda de la carta de autodespido el nombre de la empresa y dirección.

El texto podría ser algo parecido a esto:

Mediante esta carta, pongo en conocimiento a la empresa "X" con domilicio "X", que con fecha "Y", finalizaré el contrato de trabajo que nos une desde (Día en que empezó el contrato laboral), todo ello de conformidad con las leyes. Usted ha incurrido en la causa "Z", lo que se traduce en:

(Aquí se describen los hechos que justifican la causa).

La copia de esta carta será enviada también a la Inspección de Trabajo.

Sin otro particular, se despide Atte.

Nombre del trabajador

Firma

Autodespido en España

En nuestro país el autodespido, como en otros muchos, es una figura en la que se suele pensar cuando en el trabajo ocurren incumplimientos del empleador. Este tipo de actos pueden ser por ejemplo no pagar el salario con puntualidad.

Mucha gente se hace la siguiente cuestión ¿puedo autodespedirme y así obtener la indemnización por despido y el derecho a desempleo unido a la libertad de poder firmar con la empresa que quiera o me tengo que resignar a aguantar esta situación para no irme sin un duro?

Podemos decir que en ciertos supuestos, el trabajo si que puede autodespedirse. Lo normal es que cuando el contrato laboral se extingue por la voluntad del trabajador, notifique al empresario con un preaviso que dicta el mismo contrato o viene reflejado en el convenio colectivo. En ese mismo momento, es cuando se va solo con la liquidación de haberes y sin derecho alguno a desempleo.

Leer más  Incapacidad permanente absoluta, requisitos y cuanto se cobra de pensión

autodespido en españa

Todo esto sufre cambios cuando el trabajador decide tomar la vía de dimitir debido a que sucede un incumplimiento del contrato grave por parte del empleador. En nuestro país el trabajador tiene la posibilidad de hacer una solicitud de extinguir el contrato de trabajo, que tiene el amparo del artículo 50 del Estatuto de los Trabajadores, el cual demanda una indemnización exactamente igual a la que se fija para el despido improcedente.

Hablamos de una indemnización, en el autodespido en España, que es de 33 días de salario por año de servicio y de 45 días si en los periodos que sean anteriores al 12 de febrero de 2012. Además de todo esto, si se cuenta con todos los requisitos, podrá tener la prestación de desempleo pertinente.

Como es lógico, estamos ante un procedimiento complejo que necesita contar con la tutela de un abogado que sepa de derecho del trabajo, pues tiene que hacerse un análisis profundo de las razones y motivos que pueden alegarse para que la acción prospere.

La acción a diferencia del despido que tiene una caducidad de 20 días, tiene la facultad de prescribir al año de que se han producido los hechos.

Conclusiones del autodespido

Está claro que, para la mayoría de los trabajadores, no es plato de buen gusto entrar en un berenjenal como es el autodespido. Cuando uno firma un contrato laboral y máxime en estos años donde sin duda el trabajo escaseaba, lo hace con toda la ilusión del mundo y así poder ganarse el pan.

En principio, no se debe dudar de los motivos que tiene cualquier trabajador para finalizar antes de tiempo su relación laboral. Esto no quiere decir que la Justicia tenga que creerse todos los motivos que se digan. La picaresca por desgracia existe y no son pocos los casos en que por motivos personales o por querer dejar de trabajar sin más se han llegado a inventar motivos.

Todo esto hace que desde el punto de vista de la Administración de Justicia, que precisa verdaderas pruebas fehacientes para que se pueda constatar que el empleador no se ha comportado de la forma debida con el trabajador. Cada vez más oímos como hay enfermedades mentales que nacen a partir de sucesos que ocurren en el ámbito laboral, caso del mobbing o el acoso.

Si queremos terminar con este tipo de comportamientos, tanto el trabajador como los empleadores deben comportarse debidamente y en el caso de la Justicia, velar porque imperen las soluciones que se ajusten a derecho, donde el empleador que tenga un mal comportamiento y sea probado pague, lo mismo que el trabajador que intente engañar con un autodespido por causas falsas.

Desde aquí, si estás en un caso donde puedas probar las causas del autodespido, te animamos a seguir los procedimientos de los que hemos hablado en el artículo. La mejor de las suertes si es así.

Entradas relacionadas

Subir