Depósitos judiciales del Banco Agrario ¿Qué son y qué características tienen?

Para dar comienzo, quiero mencionar que los depósitos judiciales, vienen a dar un tipo de garantía a las autoridades en los procedimientos que estos emprendan contra algún ciudadano.

Es preciso mencionar, que con este aval o garantía las autoridades pueden continuar elaborando algún tipo de embargo contra las propiedades que posea una persona así como sus bienes.

Es por esta razón, que los depósitos representan una herramienta de carácter positivo para que los entes encargados mantengan el fiel cumplimiento de las leyes que están vigentes.

¿Qué son los depósitos judiciales?

Es necesario mencionar, que todos los depósitos y los elementos correspondientes a las consignaciones judiciales traen consigo las siguientes características propias que los identifican.

Primeramente son los que se encuentran con una absoluta y plena disposición para las autoridades u órganos encargados de la administración de justicia en nuestro país.

Por lo cual, está enmarcado en el proceso judicial, hay que acotar que los depósitos de tipo judicial, funcionan como una estrategia o herramienta para estos órganos administradores de justicia.

Pero quiero destacar que los depósitos judiciales vienen marcados o definidos como los que están constituidos para dar garantía así como fianzas o cauciones que hayan remitido las autoridades.

Es así que cualquier otro requisito emanado por las autoridades claro está, formara parte de los denominados depósitos judiciales para garantizar el cumplimiento de algún dictamen por un juez.

Aunado a ello, serán garantía también o vendrán como consecuencia de alguna intervención que se haya materializado contra algún individuo de nuestra sociedad que haya infringido alguna ley.

Así mismo, abarcara el área de la aprehensión, o incluso la incautaciones de monedas de tipo metálicas, también se incluyen los billetes de banco o incluso los cheques bancarios actuales.

Es por esto, que se la anexan todo lo concerniente a los valores realizables que sean efectuados o realizados por las fuerzas armadas o algún otro cuerpo de seguridad del estado o país de origen.

qué es un deposito judicial

Además, quedan integrados en esta área, lo que haya sido detectado por la vigilancia aduanera o incluso otro funcionario público que haya estado en ejercicio de funciones emanadas por la ley.

Hay que mencionar que estos procedimientos realizados por las autoridades competentes están enmarcados en el entorno que surgen de las leyes vigentes de nuestra nación o país.

Leer más  Proceso de adopción en España y tiempo de espera

En este sentido, las operaciones que hayan resultado con alguna incautación o aprehensión como ya hemos dicho, serán puestas a la orden de las autoridades judiciales que sean necesarias.

Para con ello, lograr que la situación sea solventada de manera exitosa y que se puedan garantizar que todas las leyes sean cumplidas cabalmente sin omisiones ni evasiones de alguna de ellas.

Es por esto, que la sociedad en general debe cumplir los estatutos emanados de nuestra carta magna, para que cada uno podamos contribuir a la formación de un mejor país.

Ahora bien, queda incluido en el área de los depósitos judiciales, cualquier ingreso que sea establecido o realizado a través de un embargo practicado y llevado a cabo por la autoridad.

Estos pasos serán consecuencia de los embargos de sus bienes o patrimonio del que haya sido objeto alguna persona y de todas las cantidades que sean encontradas en su poder o en su mano.

Ahora en virtud de esto, será incluido como depósitos judiciales, todo lo hallado y encontrado durante la elaboración de prácticas llevadas a cabo por las autoridades así como sus órdenes.

De ello surgen todas las diligencias judiciales que las autoridades vayan emitiendo según sea el caso que se esté trabajando, de esto dependerá en gran medida la resolución que pueda darse.

¿Que son las consignaciones judiciales?

Es preciso mencionar que vienen marcadas como consignaciones judiciales toda aquella ejecución que sea realizada de manera voluntaria o inclusive forzosa que tengan una aparejada ejecución.

Por otra parte, aquellas que sean realizadas con la finalidad u objetivo liberatorio de cumplir con las obligaciones del pago de una cantidad considerable de dinero, así como otros supuestos.

Que se encuentren establecidos por las autoridades y que por lo tanto sean objeto de un cabal cumplimiento de los lineamientos que se encuentran establecidos en el conjunto de leyes.

¿Quiénes pueden realizar este proceso o solicitud?

Quiero iniciar comentando que todos los ciudadanos que sean parte u objeto de un procedimiento judicial, y que tengan que abonar o agregar fianzas para evitar ciertas medidas que les toque.

Tal es el caso, de que deseen eludir o evadir la prisión o incluso asegurar la parte determinada del tipo de responsabilidades que sean asignadas por la ley en conjunto con sus autoridades.

Así mismo, los que vayan a realizar depósitos para que exista la posibilidad de recurrir a las resoluciones judiciales, aunado a ello para pagar multas impuestas por los entes competentes.

Leer más  Recurso de reposición - La mejor guía para aprender todo sobre éste trámite

Además de esto, puede solicitarlo cualquier ciudadano que inclusive no esté siendo objeto de ningún proceso judicial sino que desee realizar otro tipo de operaciones o acciones para sí.

En virtud de esto, cualquier ciudadano que desee realizar o ejecutar un acto con relevancia procesal, como por ejemplo ser partícipe y estar incluido en una subasta de tipo judicial.

De esta forma, también pueden incluirse aquellos empresarios que así lo deseen, principalmente aquellos que tengan alguna situación hipotética de un despido que sea de tipo improcedente.

Es decir, cuando opte o elija la opción de pagar la indemnización o prestaciones sociales para el trabajador, para con esto romper cualquier relación laboral con este ciudadano que era empleado.

Esto con la finalidad de no readmitir al trabajador que fue objeto de despido, es decir, poner a disposición de la persona su indemnización laboral y por lo tanto dar el pago asignado por la ley.

También hay que mencionar a todas aquellas personas que tengan un monto adeudado con referencia a las que hayan recibido una rotunda negativa de recibir el pago correspondiente.

Aunado a ello, pueden utilizar esto, todas las personas, compañías e industrias que reciban una orden para su embargo, o incluso la retención de alguna de sus propiedades que tienen consigo.

Y con ello, surja la consecuencia de que todo lo incautado a alguna persona o compañía sea puesto a la orden de la fiscalía o ente judicial que sea encargado de darle solución al problema planteado.

En líneas generales toda persona que tenga consigo una comunicación judicial en la cual deba poner a plena y absoluta disposición de las autoridades una cantidad determinada.

Leyes que regulan la materia de depósitos judiciales

La ley de depósitos judiciales, define a este proceso como la guarda y custodia que comprende la conservación incluida la administración la defensa y manejo de todos los bienes incautados.

Esto según lo establecido en la ley de depósitos judiciales, es decir, todo lo que haya sido puesto bajo la absoluta posesión de un depositario judicial, que mantenga y conserve lo obtenido.

Claro está que esta sentencia debe ser dictada y emanada por un juez, o cualquier otra autoridad encargada del área, que indique que estos bienes deben estar resguardados y protegidos.

Estas autoridades decretaron el secuestro o el embargo, así como la ocupación de alguna propiedad que posea el ciudadano que esté siendo investigado por las autoridades encargadas.

Leer más  Oposiciones al Tribunal de Cuentas

Además de esto, serán los encargados de hacer que se cumpla esta función u operación que se esté llevando a cabo, por lo tanto, deben emitir las resoluciones que sean necesarias.

¿Cuáles son los requisitos exigidos por la ley para ser un depositario judicial?

Quiero comenzar indicando que si deseas ejercer o realizar las funciones de un depositario judicial, primero que nada debe estar aprobado y autorizado por el ente encargado de esta área.

En este caso, nos estamos refiriendo específicamente a l ministerio de Justicia, el cual debe emitir una resolución que esté siempre marcada por el cumplimiento de los requisitos que tiene la ley.

Esta autorización de la que hablamos solamente puede ser otorgada o entregada a aquellas personas de tipo natural o jurídica que tengan a su disposición los requisitos que les mencionare.

En primera instancia, debe tener consigo y a su absoluta disposición, todo el personal necesitado para obtener lo que esté siendo objeto de incautación y ocupación por dictamen de un juez.

Así mismo, debe contar con un lugar para que sea almacenado y conservado en perfectas condiciones, o al menos en las mismas condiciones en las cuales fueron encontradas.

Además que pueda contar con el transporte y todo lo que sea necesario para cumplir al pie de la letra todas las funciones que les hemos mencionado con anterioridad a este párrafo.

Sumándole otros elementos, se debe tener consigo una garantía que sea prestada y otorgada mediante el préstamo de un banco o cualquier otra compañía de seguros confiable.

Para que con ello, se pueda responder a todos los daños que sean realizados involuntariamente o en caso contrario voluntariamente, para que sean canceladas todos los perjuicios o pérdidas.

Esto con motivo o incluso que sea realizado durante el tiempo que vaya transcurriendo del depósito judicial, hasta que la ley emita o fije un monto por lo que se haya incautado.

Hay que contar con una póliza de seguros que mantenga cubiertos los gastos por algún incendio así como inundaciones o incluso hasta el robo o hurto que abarque el monto fijado por la ley.

En este sentido, el depositario judicial debe presentar o consignar ante la instancia del ministerio de justicia con una anticipación de 30 días debe entregar la constancia de su renovación.

En este caso de su póliza de seguro, para que con esto sea garantizado que ante cualquier eventualidad la persona tenga la capacidad económica de responder ante alguna pérdida.

Entradas relacionadas

Subir