¿Qué diferencia hay entre arrendador y arrendatario?

Descubre la diferencia que hay entre arrendador y arrendatario para que todos los conceptos queden claros en esta interesante sección.

En el ámbito inmobiliario, cuando se trata de contrataciones para alquiler, necesariamente aparecen dos figuras que son esenciales durante un proceso de alquiler sobre un bien mueble o inmueble.

Estas dos figuras son conocidas como arrendador y arrendatario, ambos poseen derechos y deberes que son estipulados y legalizados bajo un documento de contratación que tanto arrendador y arrendatario realicen.

Diferencia entre arrendador y arrendatario

conocer arrendador y arrendatario

Cuando se habla de arrendatario se trata de una persona natural o jurídica que ofrece algún bien que puede ser mueble, inmueble y hasta vehículos o maquinarias bajo un tiempo acordado según contrato.

El arrendador, que también pudiese ser una persona natural o jurídica, es la que recibe por un determinado tiempo el bien mueble o inmueble del arrendatario, pagando cierta cantidad de dinero por su disfrute.

Las condiciones de arrendamiento se establecen en el contrato, como lo son; el tiempo de aprovechamiento, el precio y la forma de pago que suelen hacerse de forma diaria, semanal o mensual.

Por lo tanto, ya que hemos definido cada una de las figuras del arrendamiento, puede que quede bastante claro cuál es la diferencia entre cada una de ellas, para ser más precisos, diremos que:

El arrendatario es quien firma un contrato para asumir la posesión temporal de un bien, mueble o inmueble y a cambio de ello debe paga una tarifa que se haya establecido en el contrato por el arrendador.

Por su parte, el arrendador es quien concede esa posesión temporal del bien, mueble o inmueble que sea de su pertenencia, bajo contrato y recibiendo el pago que él mismo designó por un determinado lapso.

Obligaciones del arrendador y arrendatario

Las obligaciones que debe cumplir el arrendatario serán descritas en el contrato que éste realice con el arrendatario, puede usar el bien alquilado para su disfrute pero debe tener cuidado de no estropearlo.

El arrendatario que alquila una vivienda o una habitación debe procurar mantener sus espacios limpios y ordenados para que su estadía temporal no afecte a sus vecinos y otras personas alrededor.

Leer más  Impuesto de donaciones y sucesiones en España por comunidades

También debe permitir que el arrendador haga inspecciones (en caso de ser necesarias) para observar cómo se encuentra el estado del bien que ha concedido y estar seguro de que todo marcha bien.

Además, entre sus obligaciones, también el arrendatario debe cumplir de forma puntual y responsable todos los pagos según la forma y la periodicidad que indica el contrato, hasta su plazo de culminación.

Asimismo el arrendatario debe procurar cuidar y mantener en buenas condiciones el bien alquilado, es decir, debe procurar conservar en las mismas condiciones que le fue entregado por el arrendador.

Hay que seguir la legalidad

En caso de alquilar un bien que por su forma cause un deterioro diario sin poder evitarlo, el arrendatario debe hacer su esfuerzo para devolver dicho bien en condiciones que aún se puedan utilizar.

Igualmente, en cuanto al cuidado, el arrendatario no debe hacer ninguna modificación que no esté bajo la autorización del arrendador o que se salga de las condiciones establecidas por ellos en el contrato.

El arrendador puede hacer uso de todo lo que respecta al bien alquilado, siempre y cuando no viole el contrato y lo use de forma razonable y responsable, procurando no causar desperfectos en ellos.

Por otra parte, el arrendador también tiene que cumplir ciertas obligaciones a la hora de conceder el bien de manera temporal y bajo contrato de alquiler sobre un arrendatario que lo necesite por un lapso de tiempo.

Debe estar todo establecido en el contrato

El arrendador establecerá en el contrato de alquiler todas las condiciones, derechos y deberes que posee y debe cumplir el arrendatario de forma temporal sobre el bien que se desea alquilar.

Hay que considerar que el arrendador constituye la cantidad total de dinero que costaría el alquiler, la forma de pago, la periodicidad con la que debe realizarse y el tiempo de prestación, dependiendo del tipo de bien.

El arrendador no debe molestar al arrendado por cuestiones que no estén explícitas o implícitas en el contrato, el arrendatario debe conocer sus obligaciones, y se deben cumplir de ambas partes por igual.

Debe existir respeto entre ambas partes y dejar de lado amenazas, y tratar de no perjudicar el bien inmueble que se esté en juego. Si surgen problemas, lo mejor es buscar a oficiales para que revisen el contrato.

En caso de alquilar una vivienda, el arrendador debe procurar brindar un buen ambiente para el arrendatario y ofrecer los servicios básicos que necesita el nuevo inquilino durante su estadía en ese lugar.

Leer más  Cómo deben reclamar los afectados por la cláusula suelo de las hipotecas

¿Qué es un contrato de arrendamiento y para qué sirve?

Un contrato de arrendamiento es un acuerdo realizado por un arrendador, que es el dueño del bien y un arrendatario que solicita la prestación temporal de ese bien, pagando para disfrutar su uso.

El contrato de arrendamiento puede hacerse de forma verbal pero es más conveniente hacerlo de manera física para que luego no haya malos entendidos entre ambas partes y estén claras sus obligaciones.

En caso de que alguna de las dos partes no cumpla con lo que se acordó en el contrato, el otro tiene pruebas que lo respalden en caso de que se amerite una intervención de la ley entre ellos para solucionar el problema.

Por medio del contrato físico, el arrendatario puede conocer sus derechos, sus deberes y las obligaciones que debe cumplir mientras esté en uso temporal del bien que ha alquilado por un tiempo.

El contrato también puede servir para resolver conflictos que se pudieran presentar entre los vecinos que quieran perjudicar la estadía del arrendatario. Puede resolverlas con el arrendador o buscando ayuda en oficiales.

El contrato de alquiler

Un contrato de alquiler es un documento de acuerdo por las dos figuras (arrendador y arrendatario) en donde se cede el inmueble de forma temporal a cambio de un pago o renta en un lapso de tiempo establecido.

El préstamo del bien mueble o inmueble se hace solamente para contratos de alquiler, de manera que se deben cumplir con lo que se establece de ambas partes, bien sean personas naturales o jurídicas.

¿Qué tipo de contrato es?

Como se mencionó anteriormente, el contrato puede ser verbal o escrito, pero siempre se recomienda que sea físico para que ambas partes conozcan sus obligaciones, derechos y deberes.

Al momento de firmar el contrato es preferible solicitar a algún abogado que lo revise o que aconseje sobre los beneficios y obligaciones que se van a enfrentar para que nada tome por sorpresa más adelante.

¿Cómo se realiza un contrato de alquiler?

unas diferencias entre arrendador y arrendatario

Es muy común hoy en día realizar contratos para alquiler de viviendas, bien sea en alguna casa en una urbanización o una habitación en algún edificio, por gusto o por necesidad según sea el caso.

Antes de realizar un contrato para el alquiler de una vivienda es recomendable tener un poco de conocimiento de la Ley que trate estos temas o pedirle a un abogado que nos asesore, debemos tener en cuenta:

  • Lo que se alquila, el contrato debe contener de manera clara y específica lo que se está alquilando, tanto como los detalles que éste contenga y las condiciones en las que se entrega para evitar inconvenientes.
  • El precio a pagar por el arrendatario, es muy importante que el contrato manifieste monto del pago, la periodicidad y el tiempo total que se debe realizar, además si están incluidas algunas comisiones especiales.
  • Garantía de entrega: Entre el arrendador y arrendatario deben existir garantías, por una parte la de entregar el bien en las condiciones que diga el contrato y por la otra parte, un pago anticipado conjunto con un aval bancario.
  • Actualización de renta: Es normal que la renta se revise cada año para actualizar dependiendo de la demanda y la competitividad, pero es algo que debe indicar el contrato, si no lo indica, no se realiza.
  • Duración del contrato: Entre ambas partes pueden acordar prórrogas para aumentar la duración del contrato pero éste no puede durar menos de tres años en el primer lapso que se formalice el acuerdo.
Leer más  Ley hipotecaria actualizada a 2019

Si el arrendatario estuvo prorrogando el contrato por varios años en lapsos anteriores y no desea renovarlo nuevamente, deberá hacérselo saber al arrendador por al menos un mes de anticipación.

¿Se pueden hacer modificaciones en el piso?

Lo más conveniente es que arrendatario no haga ninguna modificación en la vivienda, a menos que sea para el arreglo de desperfectos que haya causado o que se hayan hecho por desgaste de uso.

El arrendatario debe comunicarle al arrendador sus planes de modificación sin maltratar o dañar los espacios que no son de su propiedad y que no perjudique la comodidad de la vivienda ni los alrededores.

En dado caso que el arrendatario dañe la estructura de la vivienda debe hacerse cargo del arreglo de la misma y en caso de querer evitar hacerlo, el arrendador podrá llevarlo ante la ley y mostrar el contrato.

La vivienda o habitación que se alquile se debe mantener en condiciones habitables, de manera que si se desea hacer alguna modificación, no debe de perjudicar a los futuros inquilinos que pueda tener.

Esperamos que después de esta entrada hayas entendido las diferencias entre arrendador y arrendatario. En abogados10.net puedes ver todo tipo consejos, conceptos y tipos de abogado, entre otras muchas cosas. En caso de dudas, háznoslo saber. Estaremos encantados de atenderte.

Entradas relacionadas

Subir